Reunirnos en torno a una mesa, para comer o cenar, es probablemente la principal actividad socializadora de los seres humanos. A menudo de manera informal, pero también destinada a ocasiones especiales. Ya sea en pareja o en grupo, en casa o al aire libre, una comida o una cena pueden convertirse en todo un ritual que requiere de toda nuestra habilidad como anfitriones, o de la mejor de las predisposiciones para disfrutar de la comida y de la compañía.

Como sabemos que sois muy fans de socializar con la excusa de que hay que comer, os hacemos algunas propuestas sobre cómo triunfar organizando “eventos de socialización culinaria”. Spoiler: en todos los casos, buena parte del éxito reside en las existencias de Sangría Mar&Sol.

Empezamos con un clásico de los encuentros en torno a una mesa: la barbacoa. No, por favor, sacaos de la cabeza el “clásico” veraniego de Georgie Dann… Cosas a tener en cuenta: ¿jardín o terraza? ¿Casa en el campo o en la ciudad? ¿Época del año? Si hace calor, muy importante: sombrilla, toldo, gorras, pamelas… Os podríamos proponer que dispusierais una bonita mesa de madera maciza, con sillas a juego, todo muy rústico, pero todos sabemos que lo más importante en una barbacoa es poder socializar libremente… y la Sangría Zurra Mar&Solbien fría. De modo que la mesa puede ser una tabla de madera apoyada sobre caballetes, complementada con sillas de camping. Mantel de papel reciclado o hule de plástico fácilmente lavable y, como somos ecológicos, vajilla sencilla pero no desechable… y que trabaje el lavavajillas… o los invitados.

Una alternativa que requiere menos logística que la barbacoa es el pícnic, disfrutable en pareja, en familia o con amigos, y que permite un contacto muy cercano con la naturaleza. ¿Playa o montaña? Si nos decidimos por la primera, con llevar la neverita portátil bien surtida de Sangría Clarea Mar&Sol, lo demás es secundario: demasiada arena como para preocuparse por la decoración.

El campo ofrece más posibilidades. ¿A quién no le apetece reproducir uno de esos bucólicos picnics sobre mantel de tela de cuadros, con cesta de mimbre y una tarta de manzana casera de postre? Bueno, la tarta si es comprada tampoco pasa nada. Si el oso Yogui y Bubu no interfieren, comer sentados en el suelo, con la espalda apoyada en el tronco de un árbol y los pajarillos poniendo el hilo musical, es toda una experiencia de bienestar. ¿El menú previo a la tarta? Bocadillos, ensalada, un buen queso curado… y cualquiera de las variedades de Sangría Mar&Sol, por supuesto. Eso sí, ¡ojo con las hormigas!

Hormigueo, mariposas en el estómago, pajarillos revoloteando alrededor de la cabeza… Qué bonito es el amor, y qué bonitas son las cenas románticas, ¿verdad? Para triunfar como anfitrión/ona, en este caso sí es importante esmerarse con la decoración de la mesa, el menú y la ambientación. Mantel elegante, platos de cristal o cerámica de diseño moderno, y, por supuesto, velas aromáticas que contribuyan a crear un ambiente cálido e íntimo. Descubre los gustos musicales de tu pareja (pero evita amenizar la cena con reggaetón o heavy metal, por favor) y su comida favorita. Te diríamos que te curraras una cena casera sazonada con todo tu amor, pero no vamos a chivarnos si recurres a un catering o consigues liar a alguien con buena mano para que la prepare. Eso sí, lo que no puedes olvidar de ningún modo es la Sangría Mar&Sol. Éxito seguro. ¿Nos cuentas cómo te ha ido?

¡Hola! Para entrar en esta web tienes que ser mayor de 18 años.

Por favor, verifica tu edad

- -