Sabemos que probablemente tienes la mesa del comedor llena de trastos que apilas a un lado para dejar el espacio justo para cenar. Sabemos que te falta tiempo para poner orden y que los ratos libres los prefieres ocupar en actividades más divertidas, como decidir qué serie poner en Netflix. Por eso hemos decidido ayudarte a que veas las cosas desde una perspectiva diferente, un pequeño empujoncito para que descubras los beneficios de darle vida a esa pobre mesa. En fin, unos consejos de decoración que te permitirán viajar sin salir del comedor… y elegir la serie de Netflix mientras los aplicas.

¿Echas de menos esa cabaña en el bosque con vistas al lago en la que nunca has estado? No te preocupes, tenemos la solución: un mantel otoñal, botellas con flores y hierbas aromáticas (las botellas de sangría Mar&Sol son un jarrón perfecto), un centro de mesa con elementos campestres tales como hojas, piñas (de pino) y unas piedrecitas. Si le quieres dar un toque aún más rústico, puedes optar por un par de velas o una lámpara de aceite… y la ausencia de la chimenea y de la cabaña será lo de menos. Una vez lo tengas todo solo te falta lo importante: la comida y la bebida. ¿Y qué mejor que una tabla de quesos, un poco de jamón, pan con tomate y aceite y una botella de Mar&Sol Zurra? Te aseguramos que una vez lo tengas todo el lago se querrá trasladar a tu comedor.

¿Necesitas un poco de filosofía oriental en tu vida? Importa un pedazo de Japón a tu mesa. Tan fácil como vestirla con un hule estampado con motivos shodo (la famosa caligrafía japonesa), un pequeño jardín zen en el centro (solo necesitas arena, piedras, unas flores que pueden ser de tela, y un minirastrillo que puedes sustituir por un tenedor), unas velas perfumadas y, si te sientes espléndido/a, un juego de té. Como somos muy fans del mestizaje, añade unas botellas de Mar&Sol Clarea para acompañar al sushi, y ya no te sacarás de encima a los invitados.

Al final, en vez de serie escogiste una peli clásica como Memorias de África y ahora sueñas con trasladarte a una haima en la sabana junto a Robert Redford (el de la peli). El viaje no te lo vamos a pagar, pero llevar la sabana a tu mesa te va a salir muy barato: un hule o mantel de colores vivos, estampado con motivos tribales, figuras geométricas, animales…, vajilla de madera o cerámica a juego (o plástico que imite las texturas), un portavelas con iconografía africana y… claro que sí, sangría Mar & Sol para maridar culturas. ¡El sustituto de Robert Redford es cosa tuya!

Y si por el contrario echas de menos el veranito en la playa… ¡Sin problemas! Consigue un mantel blanco o en tonos azules, un jarrón con flores silvestres y hierbas aromáticas como tomillo y romero (te sirve el mismo que para la ambientación rústica, es decir, la botella vacía de Mar&Sol), velas, y un jardín con árboles frutales y vistas al mar… Vale, lo del jardín quizás sea un poco ambicioso, pero saborear tu sangría Mar&Sol preferida te hará sentir allí.

Si por lo que sea tienes el estado de ánimo aristocrático (en vez de Memorias de África, elegiste The Queen o la María Antonieta pop de Sofía Coppola y ahora te sientes como Kirsten Dunst bailando por los jardines de Versalles), date el capricho de darle a tu mesa de Ikea un toque de distinción. Vístela con tu mejor mantel (o se lo pides prestado a tu abuela), la vajilla que heredaste y que, como Mónica Geller, reservas para cuando te visite la reina de Inglaterra (o en su defecto Hellen Mirren), saca las copas que siempre temes que se rompan con solo mirarlas, y la cubertería de plata… Y bueno, si de eso no tienes siempre puedes fregar los cubiertos de diario, poner servilletas de tela, posa platos y currarte un centro de mesa elegante. Prepara la cubitera y saca de la nevera la sangría Mar&Sol. ¡La actitud ya depende de ti!

No hay de qué.

¡Hola! Para entrar en esta web tienes que ser mayor de 18 años.

Por favor, verifica tu edad

- -